dissabte, 25 d’abril de 2009

Fragment


Aquí deixo, per qui vulgui llegir-ho, un fragment d'un relat del gran García Marquez. Cal tenir-lo sempre present, sobretot quan sembla que les coses se'ns posin en contra i desitgem tirar la tovallola. Hi ha tantes vides que no coneixem, tantes coses per saber, tantes persones que ens esperen al lloc menys pensat... En una sola frase, només una, l'autor ens dóna el millor missatge: la vida val la pena de ser viscuda.

"…el del desencantado que se arrojó a la calle desde el décimo piso, y a medida que caía iba viendo a través de las ventanas la intimidad de sus vecinos, las pequeñas tragedias domésticas, los amores furtivos, los breves instantes de felicidad, cuyas noticias no habían llegado nunca hasta la escalera común, de modo que, en el instante de reventarse contra el pavimento de la calle había cambiado por completo su concepción del mundo, y había llegado a la conclusión de que aquella vida que abandonaba para siempre por la puerta falsa valía la pena ser vivida.”
G. García Márquez